Debido al mal funcionamiento de blogger y los blogspot en China durante esta última semana, nos vemos obligados a efectuar las nuestras deposiciones en diferente plaza... Zhenru&Shanruo a partir de hoy mismo, 7 de diciembre de 2008. Perdón por las molestias. Las aquí ya realizadas permanecerán intactas en tanto en cuanto no se biodegraden o así.

3/26/2008

记者来了, 记者来了!Periodistas!!!

Caminito del Tibet van 26 periodistas de 19 medios. De EEUU, Gran Bretaña, Rusia, Japón, Singapur, Corea del Sur, Qatar, Hongkong, Taiwan . Ninguno español, ninguno de habla hispana. Los agraciados: 美联社 Associated Press、美国《华尔街日报》Wall Street Journal、《今日美国》USA Today、英国《金融时报》Financial Times、俄罗斯俄通—塔斯社 TASS日本共同社 Kyodo News Agency、新加坡《联合早报》Zaobao Newspaper、韩国KBS电视台和卡塔尔半岛电视台 Al-Jazeera TV;香港媒体来自《文汇报》、《明报》、《南华早报》、凤凰卫视香港无线卫视;台湾媒体有“中央社”、《联合报》和东森电视. Qué mala suerte. La próxima vez será. Con lo que me hubiese gustado leer las crónicas de Don José Reinoso, corresponsal de El País en Pekín. Está que se sale últimamente. Y da gusto leerle desde China.
Las autoridades chinas han tenido que hacer una buena selección, no vaya a ser que en los funerales de las víctimas alguno soltase un "Tibet Libre" y la hemos cagao. No es que China haya dicho que los medios occidentales son unos ignorantes, incompetentes y llenos de prejuicios en la cobertura informativa de los sucesos de 14 de marzo en Lasa, es que han sido directamente unos embusteros redomados, en inglés, en francés y en castellano. Y mientras sigan ocultando la verdad de lo sucedido, mientras sigan sosteniendo que las víctimas de Lasa han sido fruto de la represión policial, mientras sigan con los ojos cerrados a los hechos, mientras sigan insultando a los chinos y a su gobierno legítimo me parece que va a recibir una invitación Rita la Cantaora. Esperemos que no se les haya colado ninguno de la CNN, BBC o NYT. Lo que más me duele es que no vaya ninguno de EFE.



























2 comentarios:

Aorijia dijo...

La línea de El País hacia China lleva tiempo siendo crudísima. También la del corresponsal de El Mundo en "Asia" (como si fuera Asia de la extensión de Andorra, oigausté), de cuyo nombre no quiero acordarme, cuyas crónicas son de una demagogia afectada que me revuelve hasta el páncreas. Imposible leerlas sin un kleenex en la mano, bien para secarse los lagrimones, bien para limpiarse el vómito (mi caso es este segundo).

Esto viene a demostrar que hay corresponsales que justifican su "corresponsalidad" con el mero hecho de haber puesto el pie en un sitio, mientras que las líneas que escriben destilan una incapacidad notable de entender el la idiosincrasia de los países (o continentes) que les han sido asignados. Aceptable bajo las consignas de la libertad de expresión.

Sin embargo, las crónicas de Rafael Poch, las de los chinos que escriben "otra visión de las cosas" en los medios occidentales, o la tuya o la mía, que hacemos bajo esas mismas consignas de "libertad de expresión", son tildadas automáticamente de producto del lavado de cerebro del que somos víctimas.

Si algo lo escribe un chino es ipso facto descartado. Claro, como en su país los medios están controlados, es imposible que todo lo que provenga de su boca o de sus dedos muestre algún tipo de capacidad para razonar sobre unos hechos de forma inteligente, simplemente porque el producto de ese razonamiento es contrario a las versiones de los hechos que occidente cacarea.

Más a gusto que un arbusto me he quedado.

Escribiría más pero tengo que irme pitando a coger el bus. Te has librao.

Besos de Olga

hanwubai dijo...

De sobra sabes que estás en tu casa y puedes entrar y deponer cuando y cuanto quieras. Si he cambiado el ritmo, la frecuencia y el nivel de las deposiciones es porque me han tocado las gónadas sin mi permiso. Y como llevo la testosterona que me sale por las orejas, pues...
Pero profundizando en mis impresiones sobre la emancipación de la mente en los chinos, el 解放思想 de Deng Xiaoping, un concepto muy poco estudiado en Occidente, al igual que todo el pensamiento de Mao, digo que, cenando en casa de mi vecino el budista y en presencia de su padre no se me ocurrió otra cosa que preguntarles a cuál de ellos, Deng o Mao, consideraban mas relevante, más influyente, en los cambios de la sociedad china desde el 49. Inocente de mí, no me contestaron lo que esperaba. Los dos, padre e hijo, al unísono me espetaron: Mao, emancipó a todo un pueblo!.
Si viviera Mao le iba a dar sopa con hondas al saltimbanqui de los collarines ese!
Seguiremos profundizando en las impresiones.
Un fuerte abrazo.

Por temas...