Debido al mal funcionamiento de blogger y los blogspot en China durante esta última semana, nos vemos obligados a efectuar las nuestras deposiciones en diferente plaza... Zhenru&Shanruo a partir de hoy mismo, 7 de diciembre de 2008. Perdón por las molestias. Las aquí ya realizadas permanecerán intactas en tanto en cuanto no se biodegraden o así.

8/06/2007

Li Bai, bebedor inmortal. Añoranza en la noche serena.

李白
月光,
地上

故乡



jìng yè sī。 lǐ bái
chuáng qián míng yuèguāng ,
yí shì dì shàng shuāng。
jǔtóu wàng míng yuè ,
dītóu sīgùxiāng。

静1 夜2 思3 。李白4
床5 前6 明7 月光8 ,
疑9 是10 地上11 霜12 。
举13 头14 望15 明7 月16 ,
低17 头14 思3 故乡18 。

1.jìng : quieto, tranquilo, sosegado.
2. yè : noche.
3. sī : pensar, considerar.
4. lǐbái : Li Bai – poeta chino de la dinastía Tang
5. chuáng : cama, lecho.
6. qián : ante, delante, anterior.
7. míng : claro, iluminado.
8. yuèguāng : luz de luna, claro de luna.
9. yí : dudoso, incierto, dudar.
10. shì : ser, estar.
11. dìshang : sobre el suelo, en tierra.
12. shuāng : escarcha.
13. jǔ : alzar, levantar.
14. tóu/tou : cabeza.
15. wàng : esperar, desear.
16. yuè : luna.
17. dī : bajar, inclinar.
18.gùxiāng: tierra natal, madre patria.


Añoranza en la noche serena. Li Bai
Ante mi lecho un charco de luz,
¿La escarcha cubre la tierra?.
Levanto los ojos y contemplo la luna,
Bajo la cabeza y pienso en mi hogar.

Este poema es tan conocido que los alumnos de primaria lo aprenden de memoria (a Zhenru se lo ha enseñado su mamá). Li Bai, expulsado de la corte imperial, fundador de los Seis Ociosos del Bosque de Bambú y de la secta de los Bebedores Inmortales, solía frecuentar cierta taberna. Lu, el dueño de la misma, aunque aparentaba amabilidad, explotaba a la gente y sólo se interesaba por el dinero. Un día, Li Bai fue a la taberna de Lu y éste, observándolo desde su mecedora, pensaba que el poeta no disponía de recursos, por lo que ordenó a su empleado que no le sirviera con atención. Pero éste no le hizo ningún caso y llenó la copa del poeta. Al terminarse la copa, el patrón se dirigió a Li Bai y le espetó: “El alero de mi taberna es demasiado bajo y mi estanque de vino tiene poca profundidad”. Comprendiendo estas palabras, Li Bai sacó de su bolsa el último lingote de plata y lo arrojó con fuerza sobre el mostrador. El rostro del patrón cambió, sonrió y dijo: “No se puede medir la profundidad del río con ojos vulgares”, ordenó al sirviente que le diera el cambio pero Li Bai no lo aceptó y prometió en cambio volver…
Tres leyendas corren acerca de la muerte del famoso poeta . Una romántica cuenta que se ahogó al tratar de abrazar a la luna reflejada en el agua. Otra, oficial, por exceso de bebida. La tercera, taoísta, al volar hacia el cielo convertido en delfín.

1 comentario:

Gotardo dijo...

Qué personaje tan curioso. ¿Cuál es su mejor obra, la poética o la invención de su propia biografía?

Por temas...